Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Salvé mi matrimonio gracias a la Dra. SEDIT

Sin conexión
Mi matrimonio no era de ensueño, pero entre sus altas y bajas nos iba bien, incluso cuando teníamos tiempo nos dábamos pequeños gustos y escapadas románticas. Por mucho tiempo estuvimos buscando bebes, pero lamentablemente yo tenía un problema de fertilidad, después de mucho hablar y de incluso ofrecerle la opción a mi marido de divorciarnos y que él se buscara a una mujer que si lo pudiera hacer padre (Esto sucedió en un momento de crisis) el decidió quedarse a mi lado y desde ese momento nos tomábamos las cosas con calma y dispuestos a disfrutar las pequeñas cosas de la vida.
Nuestros vecinos de toda la vida se mudan del vecindario y llega una nueva familia, una madre soltera con dos hijos grandes, la chica tendría unos 20 años y su hermano unos 12.
Nuestra vida se desarrollaba con normalidad, pero comencé a notar cierta actitud de la vecina y su hija que me inquietaba un poco. Las primeras veces iban a pedir alguna cosa que les hacía falta, como por ejemplo: “Vecinos tendrán dos limones que me preste, es que se me acabaron”, otro día fue un poco de aceite y así con varias cosas varias veces, a mí me parecían como excusas pero no entendía bien para qué.
Luego las excusas apuntaban a solicitar ayuda de mi esposo para algún desperfecto en su casa, que si la lavadora, que si se atoró la plomería, que si un foco se dañó. Y en esas oportunidades la vecina mandaba a la chiquilla a buscar a mi esposo y la chiquilla cada vez que iba a buscarlo se iba con shorts, falditas y ropa provocativa. En ese momento mis alarmas se dispararon. Le comenté a mi esposo que no me estaba gustando la actitud de ellas 2 y que no me parecía que él estuviera entrando y saliendo tanto de esa casa, además de la vestimenta sugerente de la chiquilla. Él me decía que no pasaba nada, que solo las ayudaba que tuviera consideración que era madre soltera y ella no tenía quien la ayudara. Lo reconsideré y pensé que quizás estaba exagerando que debía calmarme un poco. Lo cierto es que ya se había hecho habitual que algo se dañara en aquella casa. Luego de nuestra conversación comencé a notar cambios en el comportamiento de mi esposo, ya no quería tener intimidad conmigo con tanta frecuencia, si le decía para salir o escaparnos un fin de semana, decía que mejor nos quedáramos a descansar. Cierto día llegue a la casa y vi que ya su carro estaba aparcado, pero cuando entré no estaba por ningún lado. Me sospeché que estaba arreglando algo en casa de la vecina y fui hasta su casa, pero no sé porque tenía como un presentimiento, y decidí asomarme por una de las ventanas antes de tocar a la puerta, me quedé helada ante lo que estaba viendo, mi esposo estaba manteniendo relaciones sexuales con la vecina y con la hija de la vecina al mismo tiempo, fue una imagen impactante y grotesca para mí, me quedé paralizada hasta que la vecina levantó la mirada y me vio directamente a los ojos, y ustedes pensarían que se avergonzaría pero nada más lejos de eso, por el contrario me mantuvo la mirada y se sonrió ampliamente, ese fue el gesto que me saco de mi parálisis, esa sonrisa diabólica de satisfacción, comencé a pegar gritos y como pude saque a mi marido de esa casa, la pelea que tuvimos no fue nada normal, y el en todo momento me decía que no entendía que estaba pasando que un momento estaba en el baño arreglando algo de plomería y no recuerda como terminó en la cama, que se da cuenta que estaba con las dos mujeres cuando escuchó mi voz, me parecía increíble que dijera semejante tontería. Sin embargo el defendió su versión a capa y espada, nos fuimos unos días del vecindario, no quería ver a ninguna de esas dos mujerzuelas. Le conté a una amiga lo sucedido y me dijo que quizás se trataba de alguna brujería, lo hable con mi esposo y el mismo me dijo para buscar a alguien que supiera de estas cosas, así encontramos un anuncio de la Dra. Sedit, investigamos un poco más y vimos varios testimonios de cómo ha ayudado a muchas personas. La contactamos primero por el correo brujasedit-hotmail .com y luego nos dio el whatsapp +1 347 916 3111, hablamos con ella y nos orientó mucho en todo y luego de hacer un profundo estudio determinó que se trataba de un trabajo de brujería y que estas mujeres ya tenían varios hombres en su historial que los trabajaban para quedarse con su dinero y sus propiedades. La doctora fue muy amable y después de decirnos todo eso nos ofreció su ayuda, decidimos contratarla y así fue como con su ayuda esta mujer a la semana ya se estaba mudando y no supimos más de ella, adicional nos hicimos una limpieza y un endulzamiento para fortalecer y proteger nuestra relación, a pesar de haber pasado por ese trago tan amargo hoy puedo decir que estamos mejor que nunca gracias a los buenos servicios de la Doctora Sedit.
Sin conexión
Excelente la atención que presta la Dra.SEDIT, yo enviudé hace muchos años y ya estaba resignado a quedarme solo, me entregue a mi trabajo, pero llegó una mujer a mi vida que lo cambió todo, de a poco me fui enamorando, empezamos una relación y nos iba muy bien, renové mis esperanzas en el amor, hasta que un hombre de su pasado fue a buscarla y removió algo en ella que la hizo cambiar, hasta el punto de dejarme. Volví a caer en depresión y una conocida me dijo que intentara recuperarla, que actualmente habían muchas alternativas para hacerlo y me recomendó a una Doctora, de entrada deseche esa propuesta, pero me ganó la desesperación y decidí escribir al whatsapp +1 347 916 3111 que me dio esa conocida. Así conocí a la Dra. Sedit. Yo no tenía idea de cómo funcionaba esto, pero ella hizo un estudio y me dijo que ella me amaba pero que estaba pasando por mucho en ese momento, que si yo en verdad quería estar con el amor de mi vida, ella me podía ayudar a recuperarla. Contrate sus servicios, y luego de seguir todas las indicaciones de la Doctora al pie de la letra y de llenarme de paciencia, a los días vi los resultados. No podía creer que mi amor entrara de nuevo por la puerta de mi tienda, arrepentida de haberse ido, rogando que la perdonara y que le diera una oportunidad. Hoy en día estamos mejor que nunca, disfrutamos de una relación en armonía y llena de amor y todo fue gracias a los servicios y el apoyo incondicional de la Doctora Sedit
Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)